2 Qué es un dispositivo informático de bajo coste

 Un dispositivo informático de bajo coste es un término relativo teniendo en cuenta la amplia diferencia y desarrollo económico entre los países de todo el mundo. Una diferencia de 100 USD en el precio de un ordenador que no sea significativa en un país desarrollado puede suponer una enorme diferencia en un país en desarrollo. Por ejemplo, en Benin, "... el coste de un PC genérico equivale a ocho meses del salario de un profesor"2.
El coste de los ordenadores ha repercutido en las diversas estrategias nacionales para introducir la tecnología de la información en las escuelas. La forma típica de reducir gastos ha consistido en instalar un "laboratorio informático" en un emplazamiento compartido en las escuelas donde unos pocos ordenadores pueden ser utilizados por muchos estudiantes. Los países han utilizado la estrategia de aumentar el número de tales laboratorios introduciéndolos en escuelas que previamente no contaban con ordenadores. Por ejemplo, en 2003 Indonesia adoptó el programa "Una escuela un laboratorio" destinado a extender la disponibilidad de los laboratorios informáticos en sus instituciones educativas3.
Otra estrategia ha consistido en reducir el número de estudiantes por ordenador. En Chile, por ejemplo, el número de estudiantes por ordenador ha pasado de ser 70 en 2000 a 26 en 2007 y el gobierno se ha fijado como objetivo 10 estudiantes por ordenador en 2010.4 Los ordenadores de bajo coste hacen que sean más asequibles para que los países puedan distribuirlos ampliamente en las escuelas.
Para muchos investigadores, docentes, especialistas de desarrollo y funcionarios gubernamentales, un dispositivo informático de bajo coste es un concepto específico basado en un contexto filosófico. La idea tras los dispositivos informáticos de bajo coste fue desarrollada por el entonces investigador de los laboratorios del MIT Nicholas Negroponte que articuló la visión de un ordenador portátil económico para cada niño del mundo.
Un prototipo de este ordenador se mostró en la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI) en 20055. Describiendo las ventajas de los LCCD, el antiguo Secretario General de las Naciones Unidas Kofi Annan dijo que "Los niños son capaces de aprender haciendo cosas y no simplemente a través de la instrucción. Podrán abrir nuevas fronteras a su educación, especialmente en el aprendizaje en red". Añadió que la idea era muy sugerente y encerraba un gran potencial real para el crecimiento económico y social de los estudiantes en los países en desarrollo6.
Una distinción importante es la diferencia entre "un laboratorio por escuela" y "un ordenador por estudiante". Las políticas para la introducción de ordenadores en las escuelas se han desarrollado tradicionalmente en torno a la construcción de laboratorios en los que un cierto número de estudiantes comparten un ordenador. El movimiento de los dispositivos informáticos de bajo coste está orientado hacia el objetivo de que cada estudiante cuente con su propio ordenador portátil:
"La misión del movimiento Un Ordenador Portátil por Cada Niño (OLPC) es garantizar que todos los niños en edad escolar en los países en desarrollo pueden utilizar de manera eficaz su propio ordenador portátil personal ...".7
"El objetivo definitivo es un punto en que cada estudiante cuente con un ordenador portátil ..."8.
El concepto ordenador individual proporciona a los alumnos más tiempo en el ordenador en un entorno compartido del tipo laboratorio. Un cálculo llevado a cabo por el Gobierno de Nepal ha determinado que un usuario de un laboratorio informático gasta sólo el 1% del tiempo en un ordenador en comparación con un estudiante que posea su propio LCCD9. Las Islas Salomón estudiaron inicialmente la posibilidad de proporcionar a cada escuela un laboratorio informático, pero con los LCCD "... se garantizó un resultado aún mejor pues cada niño y profesor podían disponer de un ordenador personal"10.
Los ordenadores utilizados también pueden considerarse dispositivos informáticos de bajo coste. Existen costes relativos al reciclado, el propio ordenador generalmente se dona de forma gratuita. Además, algunos argumentan que los ordenadores reciclados pueden ser más económicos que los ordenadores portátiles de bajo coste cuando se consideran todos los costes implicados incluidos los beneficios sociales que ello reporta al país. Un estudio sobre la sostenibilidad de los ordenadores para las escuelas en Colombia sugiere que los ordenadores utilizados que se restauran en el país de destino presentan una utilidad más elevada por las repercusiones que tiene en la economía local, la creación de trabajos y el medio ambiente11.
Otro modelo para disminuir el coste de los ordenadores en las escuelas es el concepto de "cliente ligero" (thin‑client), mediante el cual un solo ordenador (el "cliente") se conecta a un servidor que lleva a cabo la mayoría de las tareas de procesamiento. Esto es similar al entorno que existía en la era anterior a los ordenadores personales en la que los terminales se conectaban a ordenadores centrales. Este modelo es interesante desde un punto de vista de costes en que los clientes ligeros son más económicos que los ordenadores convencionales. También es atractivo para el entorno escolar en el que un profesor tiene más control con el entorno de aprendizaje informático. Esta solución se ha utilizado en escuelas rurales en Brasil donde los costes por cada estación de trabajo sigue en torno a 50 USD12.
Si bien una solución de ordenadores individuales es interesante, se trata de una propuesta bastante costosa. Utilizando las cifras a las que se ha hecho referencia anteriormente, el coste para equipar 1 300 millones de estudiantes de los países en desarrollo con sus propios ordenadores portátiles sería superior a 100 000 millones USD. A esta cifra se ha llegado suponiendo un coste de 100 USD por cada ordenador portátil y no se ha tenido en cuenta el resto de costes asociados tales como el transporte, la distribución, el mantenimiento y la formación. En el cuadro que aparece a continuación se desglosan las ventajas e inconvenientes de los distintos métodos: ordenadores individuales o laboratorios informáticos. Teniendo en cuenta el elevado coste que supone proporcionar a cada estudiante su propio ordenador portátil, no es un método viable a corto plazo para muchos países en desarrollo, la estrategia más práctica podría consistir en una combinación de ambos métodos.
Cuadro 2‑1 – Ventajas e inconvenientes de los laboratorios informáticos y
los ordenadores individuales
Modelo
Ventajas
Inconvenientes
Un ordenador por estudiante (ordenador portátil)
    Puede llevarse al hogar y compartirlo con la familia.
    Crea sentido de propiedad con menos robos y daños.
    Algunos están diseñados para el entorno rural del país en desarrollo (por ejemplo, en cuanto a temperaturas extremas, o consumo de batería, etc.)
    Están diseñados para niños (por ejemplo, robustos, ergonómicos)
    Algunos incluyen software educativo y ecosistema de soporte
    Método más democrático puesto que todos los niños reciben su propio ordenador
    Relativamente costoso
    Facilita la pérdida de tiempo
Laboratorios informáticos (ordenadores reciclados, clientes ligeros)
    Se pierde menos tiempo que con el modelo de ordenadores individuales
    El laboratorio informático es más económico que el sistema de ordenadores individuales
    Es más práctico para la compartición de instalaciones tales como laboratorios informáticos o centros comunitarios. Generalmente es más potente que un ordenador portátil
    Mayores costes de mantenimiento y soporte ya que probablemente serán distintos
    Los estudiantes dedican menos tiempo al ordenador
    Los laboratorios no están equitativamente distribuidos en todo el sistema escolar o los ordenadores pueden ser acaparados por ciertos estudiantes.
 
 

 

0 user comments: