El concepto

Conectar todas las escuelas primarias, secundarias y de enseñanza superior a las TIC antes de 2015 fue uno de los objetivos establecidos por dirigentes del mundo entero en la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI). Conectar una escuela, Conectar una comunidad es una iniciativa de asociación público-privada puesta en marcha por la UIT para promover la conectividad a Internet de banda ancha en las escuelas de los países en desarrollo de todo el mundo. ¿Por qué las escuelas constituyen un objetivo? Porque las escuelas conectadas pueden servir de centros comunitarios de las TIC para grupos desfavorecidos y vulnerables, en especial mujeres y niñas. Pueden constituir también centros de apoyo a poblaciones indígenas y a personas con discapacidad. De esta forma, las escuelas conectadas no sólo estarán al servicio de los jóvenes y niños que asisten a ellas, sino también de comunidades más amplias en las que están instaladas.

El objetivo es que los niños y jóvenes que asisten a estas escuelas conectadas tengan mayor acceso a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) más recientes. Estos centros aprovecharán las TIC para mejorar el desarrollo económico y social de sus comunidades impartiendo capacitación en capacidades básicas de la vida (lenguaje, aritmética y conocimientos informáticos elementales) por medio de estas tecnologías junto con la formación necesaria para lograr conocimientos de carácter empresarial y especializados en las TIC.
La finalidad de esta plataforma en línea es favorecer la comprensión y sensibilización de poderes públicos, donantes y asociados sobre la necesidad de contar con políticas, normas y prácticas coordinadas que faciliten la conectividad en las escuelas y los beneficios aportados a la comunidad.

A través de la iniciativa Conectar una escuela, Conectar una comunidad, la UIT y sus Asociados han creado:

  1.  El conjunto de herramientas de las mejores prácticas y el asesoramiento sobre política que identifica y recopila las mejores prácticas que pueden aplicar responsables políticos y reguladores para conectar las escuelas a redes de Internet de banda ancha.
  2. Una base de materiales, aplicaciones y herramientas de capacitación que pueden utilizarse para conectar escuelas y sus centros TIC comunitarios.

Puesto que no nos limitaremos a estos dos elementos, los próximos pasos serán los siguientes:

  1. Lograr una mayor elaboración y difusión del contenido en línea correspondiente.
  2. Fomentar a escala mundial la sensibilización entre responsables de la comunicación y la educación y reguladores con respecto a la elaboración de políticas nacionales y estrategias destinadas a conectar las escuelas para convertirlas en centros TIC comunitarios.
  3. Ayudar a los Estados Miembros de la UIT a elaborar planes de conectividad de las TIC en escuelas nacionales y a poner en marcha proyectos de asistencia concretos.
  4. Facilitar la creación de capacidades a través de la capacitación regional en la utilización de escuelas conectadas como centros comunitarios.

En esta página web se publicará más información sobre los eventos y actividades antes mencionados.

 El Secretario General de la UIT, Dr. Hamadoun Touré, y el Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones, Sr. Sami Al Basheer, presentan la iniciativa Conectar una escuela, Conectar una comunidad, junto al Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y el Presidente de Rwanda, Paul Kagame, acompañados de alrededor de 300 jóvenes de unos 150 países del mundo entero durante la celebración del Foro de la Juventud de ITU TELECOM World en octubre de 2009.

Cuestiones fundamentales

Promover la conectividad para que las escuelas se conviertan en centros TIC comunitarios de banda ancha supone una serie de aspectos decisivos que deben abordarse de manera integral, entre ellos la comprensión y aplicación de la tecnología; la política correspondiente y su reglamentación; el análisis de costos; el acceso a equipos de usuario como, por ejemplo, dispositivos informáticos de bajo costo; y la capacitación básica en materia de TIC para educadores. También hay que tener en cuenta la participación de miembros de la comunidad local; el establecimiento de un entorno físico seguro en línea para los niños; el suministro de tecnologías de apoyo y un entorno accesible para personas con discapacidad, así como la elaboración de contenidos didácticos y su acceso a ellos.

Si bien algunos actores han elaborado las mejores prácticas relativas a una o más de estas cuestiones relacionadas entre sí, por ejemplo, capacitación de educadores y estudios de costos sobre la conexión de las escuelas, no se cuenta todavía con un espacio único y amplio que reúna sistemáticamente el conjunto de mejores prácticas y tenga en cuenta todas las capas interrelacionadas del ecosistema de conectividad de las escuelas. Por otra parte, dado que algunas iniciativas anteriores sobre conectividad en las escuelas fueron concebidas para facilitar el acceso a Internet por marcación o a baja velocidad y no para el acceso a Internet de banda ancha, muchos países tienen aún que elaborar programas de conectividad en la materia.

Por todos estos motivos, ha llegado el momento de elaborar un conjunto exhaustivo de herramientas en línea en el que se identifiquen las mejores prácticas relativas a todas las capas interrelacionadas del ecosistema de conectividad de las escuelas que contribuyan a facilitar información a dirigentes gubernamentales y del sector de la educación, así como a organizaciones internacionales y regionales, organismos de desarrollo, ONG y al sector privado que procuran conectar las escuelas para que sirvan de centros TIC comunitarios.