Usuarios previstos del conjunto de herramientas

¿Quiénes son los usuarios previstos del conjunto de herramientas?

El conjunto de herramientas tiene como objetivo intercambiar las mejores prácticas y directrices en materia de política con diversos poderes públicos, incluidos organismos ministeriales, reguladores y administradores de escuelas. Los usuarios previstos son, entre otros, los siguientes:

  • Ministerios de comunicación, de educación, de trabajo, de promoción de la mujer, de cultura y poblaciones indígenas y de la igualdad.
  • Organismos nacionales de reglamentación de las TIC y las telecomunicaciones.
  • Juntas escolares estatales y locales.

El conjunto de herramientas está también destinada a las empresas del sector privado interesadas en fomentar la conectividad en las escuelas y los centros TIC comunitarios instalados en las escuelas como parte de sus programas de responsabilidad social o de iniciativas oficiales de los poderes públicos.

El conjunto de herramientas tiene la finalidad de facilitar información a los responsables gubernamentales sobre las políticas, estrategias y prácticas que pueden adoptar a nivel nacional, regional o local y las prácticas innovadoras que puede adoptar el sector privado.

Estas políticas, estrategias y prácticas promueven el acceso a Internet de banda ancha en las escuelas, así como la utilización de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para favorecer la emancipación social y económica. La iniciativa Conectar una escuela, Conectar una comunidad tiene dos objetivos:

  • Fomentar el acceso a Internet de banda ancha en las escuelas para que los jóvenes y los niños que asisten a ellas tengan acceso a las TIC con fines educativos.
  • Lograr que las escuelas constituyan centros TIC comunitarios con miras a fomentar el desarrollo social y económico de la comunidad local, en particular de los grupos marginados y vulnerables, incluidas mujeres, poblaciones indígenas y personas con discapacidad

Promover la conectividad para que las escuelas se conviertan en centros TIC comunitarios de banda ancha supone una serie de aspectos decisivos que deben abordarse de manera integral, entre ellos la comprensión y aplicación de la tecnología; la política correspondiente y su reglamentación; el análisis de costos; el acceso a equipos de usuario como, por ejemplo, dispositivos informáticos de bajo costo; y la capacitación básica en materia de TIC para educadores. También hay que tener en cuenta la participación de miembros de la comunidad local; el establecimiento de un entorno físico seguro en línea para los niños; el suministro de tecnologías de apoyo y un entorno accesible para personas con discapacidad, así como la elaboración de contenidos didácticos y su acceso a ellos.

Dado que muchas de las cuestiones planteadas por la conexión de las escuelas y el desarrollo de centros TIC comunitarios instalados en escuelas trascienden el mandato otorgado a un conjunto de poderes públicos, es de esperar que todos los responsables políticos, reguladores y administradores estimen que el conjunto de herramientas reviste utilidad para dar cuenta de sus decisiones.

Paulatinamente, el conjunto de herramientas se perfeccionará para abordar estas cuestiones y muchas otras más.